Noticias

El proyecto de una alumna de la Escuela Politécnica Superior, entre los cinco ganadores de la XII Bienal de Arquitectura Española
03/07/2013
IMG03072013144910223

La próxima demolición del estadio Vicente Calderón proporciona la oportunidad de salvar “el borde” de discontinuidad urbanística que existe en esa área y desplegar otro modelo de instalación deportiva, más integrado en el concepto de ‘parque’ y mejor integrado en la trama urbana.
 

Esto es lo que propone el proyecto de fin de carrera ‘Hardscape-softscape: equipamiento deportivo en Madrid Río’, que ha sido uno de los cinco trabajos ganadores en la XII Bienal de Arquitectura Española y cuya autora es Marta Gómez del Campillo, estudiante de Arquitectura de la Universidad CEU San Pablo.


El proyecto apuesta por un modelo de instalación deportiva que huya de la saturación que provocaba tener un estadio de tanta capacidad como el Calderón en una zona tan densa de la ciudad. En este punto, el panel de su proyecto es elocuente: “¡No más súper estadios!”, proclama. En su lugar, esta arquitecta pondría uno de menos aforo y con el graderío enterrado, de forma que su presencia prácticamente no se distinga del relieve del terreno más allá de lo que puedan sobresalir las estructuras adicionales.
 

Otra de las originalidades que presenta el proyecto es que afronta la relación del parque con el río desde una perspectiva más dinámica. “La topografía entra en el río, de tal manera que si el agua baja existe un espacio mayor. O, por el contrario, si decrece, inundaría la zona -de manera controlada- y el camino que bordea el río, estaría en mayor contacto con él”, explica la ganadora en la síntesis de su proyecto.
 

El nombre del proyecto ‘hardscape-softscape’ responde a la naturaleza dual del mismo. Esto es, tiene que ver con la ciudad –hardscape- y con el parque –softscape-.  El proyecto dispone de 4 piezas principales: la pista de entrenamiento de hockey, el estadio principal de fútbol, la pista de entrenamiento de  fútbol y el  intercambiador. Las piezas, señala la autora,  “se articulan a modo de collar Éstas piezas generan un cambio a su alrededor. El río se transforma y amolda a su medida”.
 

Por otro lado, cabe mencionar que Gómez del Campillo no ha sido la única estudiante de la Escuela Politécnica Superior de la CEU San Pablo que ha recibido premio en esta edición de la Bienal. Su compañero de estudios, Antonio Romeo Donlo, ha recibido una mención especial por los votos recibidos por parte del resto de alumnos concursantes. 


  • Palabras clave
  • Arquitectura; Madrid Río; Bienal de Arquitectura Española; Vicente Calderón; Marta Gómez del Campillo; Antonio Romeo Donlo; EPS