Noticias

Situación, percepción y conocimiento en España de los edulcorantes bajos en o sin calorías
19/05/2020
Taza edulcorantes

Los edulcorantes bajos en o sin calorías (EBSC), son aditivos de mayor intensidad de dulzor por gramo que los azúcares, que pueden utilizarse en alimentos y bebidas en cantidades muy pequeñas, y no aportan calorías o son menos calóricos. Su uso se ha vuelto frecuente en el desarrollo y reformulación de nuevos productos para reducir la energía derivada de los azúcares añadidos, y también como EBSC de mesa (ej. sacarina). En los últimos años, han sido objeto de estudio y gran disponibilidad de información, en ocasiones inconsistente y otras incluso contradictoria, por lo que en la actualidad sigue existiendo controversia en torno a los beneficios y riesgos potenciales asociados a su uso.

El trabajo realizado por la doctoranda CEINDO Ana Isabel Laja García y los profesores, Teresa Partearroyo, Mª de Lourdes Samaniego Vaesken, y Gregorio Varela Moreiras del Área de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia, constituye la primera fase de un proyecto que busca estudiar la situación, percepción y conocimiento de los EBSC en el modelo y comportamiento alimentario en España. El informe de expertos contó con la colaboración de 45 científicos y técnicos, prescriptores, y responsables de administraciones, industria y asociaciones, todos ellos “stakeholders” en su ámbito profesional; quienes realizaron un cuestionario anónimo sobre conocimiento, percepción y opinión de los EBSC y, por otro lado, se les preguntó cuales consideraban que eran las principales debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (DAFO) en el campo de los EBSC.

Entre los resultados más relevantes del informe, destaca que un ≥60% de los encuestados afirmaron conocer los diecinueve EBSC aprobados por la Unión Europea, y coincidieron en que los alimentos que los contienen les dan garantías suficientes en la actualidad. En cuanto a si consideraban que el consumo de EBSC o de los alimentos que los contienen, pueden ayudar a mejorar la calidad global de la dieta, un 36% declararon estar bastante de acuerdo, pero una misma proporción de expertos declaró lo contrario.

Cuando se preguntó a los expertos si consideraban que el consumo de EBSC, o de los alimentos que los contengan, podría ayudar a mejorar el control del peso corporal, un 56% manifestó estar bastante de acuerdo, un 20% muy de acuerdo y un 24% poco de acuerdo, de tal forma que ningún experto declaró estar muy poco o nada de acuerdo. Así mismo, una importante proporción (53%) consideraba que el uso de EBSC podría ayudar a mejorar factores de riesgo para determinadas patologías como la diabetes y otras afecciones crónicas. Es destacable igualmente que más de la mitad considera que el debate sobre el consumo de EBSC en los medios de comunicación y redes sociales no es adecuado, e insiste en la necesidad de que los contenidos que se difunden al consumidor sean científicamente fiables, y tengan como finalidad fundamentalmente una educación nutricional que mejore la calidad global de la dieta.

Finalmente, en referencia al estudio DAFO, algunas de las principales debilidades descritas por los encuestados fueron: incapacidad para conseguir las mismas cualidades organolépticas que sus homólogos azucarados, así como dificultad para conseguir sabores “naturales”; connotación de no ser “saludables” por tratarse de sustancias químicas; creencia generalizada de que su uso permite consumir cualquier tipo de alimento hipercalórico; generalizar todo el conocimiento científico bajo el concepto de “edulcorante”, cuando habría que valorar cada caso en concreto, o la falta de información sobre el consumo real de edulcorantes por parte de la población.

Por otra parte, los expertos indicaron las siguientes amenazas relevantes: una escasez de conocimientos e imagen de riesgo y peligro percibida por parte de la población, que no necesariamente coincide con la realidad; información sesgada a partir de noticias sin fundamento transmitida en redes sociales a los consumidores, así como el debate en los medios de comunicación y la desinformación de determinados colectivos que tienen mucha visibilidad en la sociedad; la existencia de profesionales sanitarios sin suficiente formación o actualización, y que desconfían de los edulcorantes; la penalización actual que existe sobre los alimentos “dulces”, así como el hecho de ser prescindibles podría provocar el rechazo de los consumidores; falta de información sobre su seguridad y efectos adversos en presencia de enfermedad y/o factores de riesgo; la no disponibilidad de bases de datos de composición de alimentos procesados que incluyan todos sus ingredientes y aditivos (incluyendo edulcorantes), el hecho de que los fabricantes no están obligados a declarar las cantidades añadida, el abuso en el empleo de edulcorantes por parte de la industria alimentaria, así como el incremento en su consumo a través de alimentos y productos muy diversos como bebidas, fármacos o dentífricos.

En cuanto a las principales fortalezas, declararon que los edulcorantes pueden ayudar a reducir la ingesta calórica y a limitar la ingesta de azúcares añadidos, pueden ayudar al mantenimiento del sabor dulce, contribuir  a producir productos seguros con menor contenido calórico, permitir una mayor elección por parte del consumidor, así como que la evaluación de su seguridad se ha realizado en base a datos científicos, por lo que son seguros si son empleados de acuerdo con la legislación alimentaria actual, sin olvidar que esta última obliga a declarar la tipología del edulcorante en el listado de ingredientes, lo que permite una mejor identificación por parte del consumidor.

Por último, entre las principales oportunidades detectadas se señalaron que podrían ayudar a controlar el peso corporal y, por tanto, el sobrepeso, la obesidad y patologías relacionadas, o la posibilidad de realizar estrategias de educación nutricional para mejorar la calidad global de la dieta junto con el uso adecuado de edulcorantes, entre otras.


  • Palabras clave
  • Edulcorantes
  • calorías
  • investigación
  • estudio
  • azúcares
  • patologías
  • EBSC
  • alimentación