Noticias

Nueva publicación en Journal of Nutritional Biochemistry
06/05/2016
IMG04052016104333819
El grupo de investigación liderado por el profesor titular de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, Carlos Bocos, acaba de publicar en la revista Journal of Nutritional Biochemistry un artículo donde se demuestra que las hembras adultas nacidas de madres que tomaron fructosa únicamente durante la gestación presentaban, en respuesta a la ingesta de fructosa, unos mayores niveles plasmáticos de triglicéridos y ácidos grasos libres y esteatosis hepática, en comparación con los otros dos grupos. 
 
En estudios anteriores, se había encontrado que la ingesta de fructosa en el agua de bebida durante la gestación afectaba de forma negativa a los descendientes macho. Sin embargo, en las ratas hembras procedentes de esas mismas madres, fue necesario un consumo posterior de este tipo de bebidas edulcoradas en la edad adulta para desencadenar una alteración en los lípidos plasmáticos y una acumulación de grasa hepática, características típicas del síndrome metabólico. Resultaron, por tanto, más propensas al desarrollo de estas patologías que las descendientes de madres gestantes que no consumieron fructosa o que consumieron otro tipo de azúcares (p. ej. glucosa).
 
Este estudio pone de manifiesto cómo unos hábitos nutricionales inadecuados durante la gestación pueden tener consecuencias negativas en la progenie, incluso en la edad adulta. Con las limitaciones evidentes de extrapolar los resultados encontrados del modelo animal al ser humano, el presente trabajo pretende alertar a la población en general, principalmente a las mujeres gestantes, sobre los peligros que conlleva una ingesta excesiva de bebidas edulcoradas ricas en fructosa, tanto para su salud como para la de sus hijos.
 
Según señala Carlos Bocos, el consumo de bebidas edulcoradas ricas en fructosa ha aumentado de forma considerable en las últimas décadas, de forma paralela a la mayor incidencia de enfermedades tales como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, el consumo de bebidas enriquecidas con dicho azúcar no está regulado durante la gestación.
 
Estudios previos de este grupo de investigación ya detectaron que la ingesta de fructosa (al 10% en el agua de bebida) por la madre durante la gestación produce en la progenie, en la etapa fetal, una señal defectuosa de la leptina (hormona relacionada con el apetito y la obesidad) y una acumulación de lípidos en el hígado (esteatosis hepática). Es más, ya de adultos, los descendientes macho mostraron una señal defectuosa de la insulina (situación que se asocia con patologías como la diabetes) y niveles bajos de adiponectina (hormona que sensibiliza los tejidos a la acción de la insulina). En este punto, el profesor Bocos califica de “sumamente interesante” encontrar que, por el contrario, la descendencia hembra procedente de esas mismas madres que habían consumido fructosa durante la gestación no presentaba ninguno de esos desajustes metabólicos encontrados en los machos. Sin embargo, el equipo de investigación de la Universidad CEU San Pablo sospechaba que las descendientes hembra realmente sí que poseían algún fenotipo patológico, pero que permanecía oculto a la espera de las condiciones necesarias que lo hicieran aparecer. Los resultados obtenidos que se acaban de publicar, han demostrado que estaban en lo cierto. La ingesta de fructosa por parte de las hijas afectaba de manera diferente su metabolismo según si procedían de madres que durante la gestación habían tomado agua sin aditivos o agua con la presencia de azúcares como la fructosa o la glucosa. 
 
El profesor Carlos Bocos lidera un grupo de investigación de la Universidad CEU San Pablo, formado por los profesores e investigadores María I. Panadero, Silvia Rodrigo y Paola Otero, y dos alumnas pregrado Elena Fauste y Maite de la Cuesta. Colabora además, con el laboratorio CQS de Madrid del Dr. Álvarez-Millán y con el grupo del Dr. Laguna de la Universidad de Barcelona.
 

  • Palabras clave
  • Investigación
  • fructosa
  • Bioquímica
  • Biología Molecualr
  • Nutrición
  • embarazo
  • mujer
  • CEU