Noticias

Un estudio del CEU recoge que las mujeres han tenido que optar entre maternidad y desarrollo profesional
06/10/2015
IMG06102015164720926

La Universidad CEU San Pablo y la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), junto con el  Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y EEA Grants, han organizado el `Congreso Internacional Mind the gap. Para un sistema productivo de equidad entre mujeres y hombres´.

 

En el mismo, el director del Proyecto ‘Mind the Gap’ y profesor agregado de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad CEU San Pablo, Juan Pablo Maldonado, ha presentado el estudio que da nombre a este Congreso, y que incluye el trabajo llevado a cabo durante un año con 100 empresas y en el que se ha tratado de analizar y diagnosticar las brechas que todavía existen en la sociedad, así como posibles soluciones y recomendaciones.


Maldonado ha señalado que los resultados de este proyecto no tienen carácter cuantitativo, sino cualitativo. Así ha explicado que muchas de las directivas y profesionales entrevistadas afirman que en algún momento de su vida han tenido que optar entre maternidad y desarrollo profesional. Se ha puesto de manifiesto que las medidas de conciliación del trabajo y la vida familiar resultan insuficientes y que parece necesario adecuar la estructura misma de las relaciones de trabajo a la nueva realidad de familias y sociedad.


En otra línea, el estudio señala que la inmensa mayoría de los empresarios varones y directivos de recursos humanos entrevistados afirman que en sus empresas nunca ha existido brecha salarial entre mujeres y hombres; sin embargo, en cuanto  se profundiza en la promoción profesional en el seno de dichas empresas, con frecuencia se detecta discriminación indirecta, al valorarse el desempeño del trabajo y la adecuación a puestos directivos desde esquemas mentales heredaros de un mundo laboral masculinizado. Curiosamente, ha señalado Juan Pablo Maldonado, esa percepción disminuye considerablemente en empresas innovadoras.


Por otro lado, el estudio también recoge que la inmensa mayoría de las trabajadoras entrevistadas se quejan de la falta de corresponsabilidad por parte de su marido o pareja. En este punto, ha señalado Maldonado, el reto es sobre todo educativo, tanto en el sentido de sensibilizar sobre la igualdad, como en el de incorporar a los niveles educativos obligatorios módulos de formación en tareas domésticas y atención de familiares.


En la inauguración de este Congreso que pretende concienciar de las desigualdades laborales que todavía existen en el siglo XXI, ha participado la directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, Rosa Urbón, que ha subrayado que todavía tenemos muchos retos en temas de igualdad. Y ha observado que las diferencias retributivas son consecuencia de la segregación vertical del mercado de trabajo, ya que las mujeres suelen trabajar en sectores productivos menos valorados económicamente.   


Por su parte, el embajador de Noruega, Johan Christopher Vibe, ha explicado cómo su país está haciendo frente a este problema y ha señalado que luchar contra esta desigualdad no es sólo importante por justicia social, sino que además aporta beneficios para la economía y la sociedad y mejora el rendimiento las empresas porque atrae talento.


En la misma línea se ha mostrado el rector de la Universidad CEU San Pablo, Antonio Calvo Bernardino, quien ha destacado la importancia de este proyecto en el que han participado profesores de las tres universidades del grupo CEU. Además el presidente de ARHOE, José Luis Casero, ha recordado que España es un país tradicionalmente machista y que, aunque hemos avanzado en este campo, todavía queda mucho camino por recorrer ya que un hombre gana de media 6.000 euros más al año que una mujer.


En el Congreso también ha participado la presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados y de AFAMMER, Carmen Quintanilla, que ha realizado un amplio dibujo de la brecha salarial en España con datos segmentados, como los relativos a la franja de edad: un 8,9% en edades entre los 16 y 34 años, un 16% en la franja edad de 45 a 50 años, brecha que llega a ser del 19,4 % para las mayores de 54 años. Quintanilla ha recordado que la Organización Internacional del Trabajo ha calculado que tardaremos 70 años en acabar con la brecha salarial, por eso ha subrayado la importancia de concienciar a la sociedad de que no puede haber brecha salarial a igual trabajo. En la misma línea se ha mostrado la fundadora y presidenta de la Fundación Woman´s Week, Carmen M García, que ha señalado a la educación como la base para luchar contra esta brecha.
 


  • Palabras clave
  • Brecha salarial
  • conciliación
  • empleo
  • mujer
  • trabajo
  • Maldonado
  • Noruega
  • maternidad