Noticias

Recomendaciones para hacer las mejores fotografías del verano
14/08/2014
IMG31072014130101229
La profesora de fotografía de la Universidad CEU San Pablo, Beatriz Guerrero, ha explicado que el manejo intuitivo, la inmediatez y la posibilidad de enviar y compartir imágenes a una calidad aceptable son las principales ventajas que ofrecen el móvil y las cámaras compactas frente a otros dispositivos para tomar las fotografías del verano. 
 
 
Además, Guerrero presenta diez consejos básicos para inmortalizar esos momentos. El primero de ellos es sujetar bien la cámara para evitar que la imagen quede movida o el horizonte torcido.
 
 
En segundo lugar, encuadrar la escena que se va a fotografiar, dejando fuera del encuadre todos aquellos elementos que no interesen. La manera más sencilla es aproximarse más al sujeto.
 
 
En tercer lugar, evitar los fondos muy sobrecargados de elementos para realzar el elemento principal sin distraer. Cuando se usa el enfoque automático o autofocus no se debe pulsar el botón de disparo de forma brusca, sino mantenerlo pulsado hasta la mitad del recorrido para permitir a la cámara efectuar las distintas mediciones.
 
 
Otra cuestión es el lugar en el que se sitúa el objeto principal. De manera errónea se cree que el mejor sitio para colocar al sujeto principal es en el centro de la imagen. Sin embargo, las composiciones resultan más interesantes cuando se sigue la regla de los tercios. Ésta consiste en trazar de manera imaginaria dos líneas horizontales y dos líneas verticales. Los puntos dónde se cruzan estas líneas son los llamados puntos fuertes. Trata de colocar el elemento principal de la imagen en uno de los 4 puntos fuertes puesto que allí se dirige instintivamente la mirada del observador. Algunos modelos de cámara permiten visualizar esta cuadrícula en el momento de la toma.
 
 
En sexto lugar, cuando hay mucho sol, es aconsejable evitar las horas centrales del día porque los colores quedan apagados y se crean sombras duras y hacia abajo.  Una buena opción es optar por el final de la tarde ya que las sombras son alargadas y los colores quedan cálidos e intensos. Las instantáneas tomadas con la luz de primera hora del día tienen una magia especial.
 
 
En escenas de escasa luminosidad, las cámaras necesitan tiempos de exposición más largos; de ahí que a veces las imágenes queden movidas. Si no se dispone de trípode, es conveniente sujetar la cámara con firmeza.
 
 
En octavo lugar, el flash integrado en la cámara no suele tener una gran potencia, no obstante, resulta útil para aclarar sombras o para fotografiar sujetos situados a corta distancia. El flash que incorporan muchos modelos de smartphones no suele ser muy aconsejable.
 
 
Otro aspecto a considerar es el contraluz, que se produce cuando la luz se encuentra detrás del sujeto principal y de frente a la cámara. A más de uno le habrá ocurrido que al ver una preciosa puesta de sol trata de hacer la foto de su acompañante con la puesta de fondo. El resultado suele ser que el primer plano (es decir, nuestro acompañante) queda ensombrecido. Para aclarar el primer plano es conveniente usar el flash de relleno.
 
 
En décimo y último lugar, mejorar la técnica depende en gran medida del conocimiento que cada uno tenga de su cámara y de sus características técnicas.
 

  • Palabras clave
  • Fotografía
  • dispositivos móviles
  • Beatriz Guerrero
  • CEU