Noticias

Gracias por dar esperanza a quienes más lo necesitan
01/02/2018
IMG31012018145047527

 “Año tras año, este proyecto nos enfrenta cada viaje a una realidad muy diferente a la nuestra. Una realidad que lucha por el alimento diario, que aún vive en una precariedad extendida, dura, que demanda apoyo desde cada esquina. Cambiar la situación en el corto plazo no es posible y sería ingenuo pretenderlo. Pero apoyar, acompañar, trabajar juntos, enseñar, aprender, compartir, ilusionar, sentir, unirnos, es la esencia de una colaboración que sigue avanzando.

 

La propia continuidad del proyecto es la clave del proceso, cuajado desde las confianzas mutuas que se traban y refuerzan, viaje a viaje, entre españoles y sierraleoneses. Continuidad de actividades múltiples que, desde la Universidad como actor principal con vocación de impacto social, implican acciones en barrios, en colegios, salud, innovación, comunicaciones, artesanía, economía, universidad. Continuidad de miradas y sonrisas que se siguen cruzando. Continuidad de personas, alumnos, profesores, colaboradores que, sin más, con toda la humildad, entregando su tiempo, su energía y su alegría, se suman al proyecto buscando la forma de aportar.

 

Esperamos que esas energías sigan apareciendo, relevando a otras, volviendo a impulsar iniciativas nuevas, implicando a personas distintas que, seguramente, mantendrán similares miradas. Miradas que nos traemos de Sierra Leona, dejando por allí las nuestras”.

 

Son las palabras del coordinador del proyecto ‘Tejiendo Redes en Makeni’, Luis Perea, después del reciente viaje a Sierra Leona que han llevado a cabo profesores y alumnos de las Universidades CEU San Pablo y Cardenal Herrera. Una expedición que ha dado continuidad a este proyecto de Cooperación al Desarrollo, que nace de la motivación básica de querer ayudar donde más se necesita.

 

Uno de los profesores voluntarios, Juan de Arana, destaca cómo han vislumbrado el impacto de un desastre como el corrimiento de tierras de este verano en la capital del país, que supera todos los textos académicos sobre resiliencia o riesgos sistémicos. En su afán por ayudar a los habitantes que han sufrido este desperfecto, el profesor de Arquitectura ha explicado la importancia de haber mostrado la cara humana a los retos del desarrollo sostenible: “Volvemos, una vez más, ilusionados con un proyecto en el que la colaboración internacional entre dos universidades, con cada vez más personas implicadas y mucho trabajo y entusiasmo, abre un espacio de esperanza”.

 

Su homólogo, el arquitecto Daniel Pérez Arnaud valora el trabajo conjunto y continuado de la Universidad como “actor principal y vehículo fundamental para encauzar los esfuerzos de muchas personas comprometidas con este proyecto”. Y subraya: “El CEU está dejando huellas reconocibles y reconocidas en el desarrollo de la ciudad de Makeni y en la búsqueda de un futuro mejor para sus habitantes".

 

Para Elena Cebrián, profesora voluntaria de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación, se trata de una experiencia “para acercarse a la realidad sierraleonesa, comprenderla y ser interpelados en nuestros campos; una realidad a raíz de la cual contribuir al desarrollo y el bien común”.        

 

Esta aventura de Cooperación al Desarrollo no sería posible sin el esfuerzo, cariño y dedicación de todas las personas que se involucran, con el objetivo de solventar problemas en aquellos lugares donde se vive una realidad distinta a la nuestra. Una acción de colaboración que, con total seguridad, ayudará a dar esperanza a quienes luchan cada día por ser felices.


  • Palabras clave
  • Makeni
  • Sierra Leona
  • voluntariado
  • solidaridad
  • ICUSTA
  • desarrollo