Noticias

La patente 'Arquitectura de alojamiento adaptable modular' galardonada con el Premio Ángel Herrera
21/01/2015
IMG21012015112447465
Un grupo de investigadores de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad CEU San Pablo, liderado por el profesor Juan Manuel Ros, ha sido galardonado con el Premio Ángel Herrera en Arquitectura a la Mejor Labor de Investigación por haber desarrollado la patente “Arquitectura de alojamiento adaptable modular”. La patente objeto del premio, tiene además extensión internacional, referida al mismo sistema de alojamiento adaptable modular para situaciones de crisis humanitarias de gran alcance, tanto en lo que se refiere a sus reivindicaciones de investigación, como al impacto social y económico previsto. La Oficina de Patentes y Marcas “ha reconocido la novedad y actividad inventiva para todas estas reivindicaciones”.
 
La patente centra su interés en la investigación de un modelo de habitabilidad básica y en la aplicación de soluciones arquitectónicas adaptables a situaciones de de vulnerabilidad potencial y escenarios de emergencia para asentamientos humanos ante causas forzosas, con el objetivo principal de hacer posible de forma innovadora la regeneración social del hábitat. Para su desarrollo contempla la necesidad de integrarse en un determinado contexto material, histórico y geográfico que permita la adaptabilidad a distintas condiciones en las costumbres y con los recursos tradicionales de sus habitantes, es decir recuperando la identidad cultural propia y la sostenibilidad ambiental.
 
Tanto por su arquitectura modular, como por el sistema de sustentación propuesto, se ha declarado el proyecto como de novedad mundial y con un nivel inventivo suficiente para ser merecedor del derecho de patente conforme a la extensión de la norma PCT internacional.
Este trabajo patentado ha constituido la base investigadora para la realización y construcción de una serie de modelos industriales en la fase de prototipado y en el marco de un proyecto de investigación desarrollado con el nombre del Proyecto VEM.
 
Se trata de una aportación de producción científica relativa a la aplicabilidad industrial sobre una misma invención con dos extensiones: una nacional y otra internacional de mayor proyección. Ambas patentes han sido transferidas a la compañía EADS Construcciones Aeronáuticas S.A. para su eventual explotación.
 
El proyecto sobre el que se basa la patente del modelo tiene como objetivo el desarrollo arquitectónico de módulos de viviendas de emergencia para utilizar en cualquier situación de crisis humanitaria y en cualquier localización posible. Es una solución constructiva de ayuda urgente, de rápida capacidad de respuesta, con vocación temporal en su primera fase y de carácter extensivo que garantiza de forma provisional y eficazmente la protección a las víctimas que sufren las consecuencias directas de conflictos armados, interétnicos o por el efecto devastador y amenazas ante desastres naturales.
 
La máxima premisa para su diseño ha sido producir un nulo impacto medioambiental en el hábitat humano y físico donde se introduzca, adaptándose y formando parte del paisaje y del ecosistema. Para ello, la vivienda puede ser construida con láminas bioplásticas, que permiten su biodegradación de forma programable, en unos cuatro o seis meses, transcurrido el período inmediato de emergencia para dar lugar posteriormente a su transformación en un modelo vernacular.
 
Uno de los aspectos más innovadores del modelo es su configuración como sistema integrado para alojamiento adaptable, que incorpora a su vez tres subsistemas - estructural, suelo y envolvente- cuya colocación y fijación dependen entre sí. De este modo, el suelo depende para su instalación de los largueros y crucetas de la estructura, la envolvente depende para su colocación de la posición del suelo y de los nervios cuatripartitos y la estructura entra en servicio de forma solidaria con el resto una vez concluido el proceso de montaje.
 
Entre las principales ventajas de este modelo destacan, entre otras: su sistema basculante de regulación de apoyos para absorber diferencias de nivel en la topografía natural, hasta un 7%; su suelo rígido sobreelevado del terreno; la facilidad de montaje y una  doble membrana de alta resistencia como cerramiento.
 
El director de este proyecto, Juan Manuel Ros, es Dr. Arquitecto y profesor de la EPS desde 2003; ha impartido clases en el Máster en Estudios Avanzados de Proyectos Arquitectónicos y dirige también el Taller de Innovación Arquitectónica, Asimismo es el investigador principal del Grupo de Investigación Rebirth-Inhabit, coordinador de proyectos de Investigación en áreas de compensación industrial para arquitecturas de emergencia (EADS-CASA-Airbus Military) y es autor de diferentes publicaciones, patentes y modelos de utilidad dentro del ámbito de la arquitectura para alojamiento básico y desarrollo tecnológico.
 
Los Premios Ángel Herrera (XVIII Edición), referidos al curso 2013-2014, reconocen la labor social, docente e investigadora de personas o grupos pertenecientes a los centros de la Fundación Universitaria San Pablo CEU. Estos galardones, que toman el nombre del fundador de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), Ángel Herrera, y de la Fundación, se conceden anualmente en las categorías de Solidaridad, Mejor Labor de Investigación, Mejor Labor Docente, Mejor Labor Docente en los Centros de Enseñanza Media, así como Mejor Alumno de cada Centro Universitario, Facultad, Centro de Formación Profesional y Colegio de Enseñanza Media.
 

  • Palabras clave
  • Juan Manuel Ros
  • VEM
  • viviendas de emergencia