Este sitio web utiliza Cookies Propias y de Terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, analizar hábitos de navegación y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando consideramos que acepta la instalación de las mismas (consulte nuestra Política de Cookies) Aceptar

Noticias

Reducir la ansiedad de los niños ante la vuelta al colegio tras el COVID-19
02/09/2020

Para aminorar todas las incertidumbres que hay en la actualidad, el doctor Fernando Miralles, profesor de psicología de la Facultad de Medicina, propone una serie de consejos para disminuir la ansiedad, tanto de los hijos como de los padres, ante este proceso de vuelta a la “normalidad”:

1.- Nunca relacionar las vacaciones con cosas buenas y el colegio con cosas malas. Hay frases que deberían quedar desterradas de nuestra conversación con los niños, como “Te vas a enterar cuando empiece el colegio” o “se te está acabando lo bueno”.

2.- Si el colegio es nuevo, es bueno visitar los alrededores unos días antes, para que el niño no tenga miedo a lo desconocido.

3.- Es muy importante que el niño intervenga en la compra del material que necesitará en el colegio, libros de texto, cuadernos, lapiceros, etc., así se irá haciendo responsable de sus cosas y estará más tranquilo al tener control sobre todo ello.

4.- Los padres no deben insistir con que la vuelta al colegio es una ruptura total con las vacaciones, ya que, en la mayoría de los colegios, no hay clases por las tardes, ni tan siquiera actividades extraescolares, que normalmente empiezan en octubre, por lo que la vuelta debería ser paulatina y los niños por las tardes, deberían poder seguir jugando con sus amigos.

5.- Es importantísimo explicar a los niños las cosas positivas que tiene la vuelta al colegio, como volver a ver a sus amigos de clase, a sus profesores del curso pasado, ir al curso de mayores, llevar libros y material nuevo, etc.

6.- Comprobar días antes, que los deberes se han hecho y están corregidos. De esta forma aumenta la seguridad del niño al tener algo que enseñar al nuevo profesor. Si ha habido algún problema familiar por lo que no se han podido hacer, es el momento de escribir una nota al nuevo profesor para que éste la lea y no haga ningún comentario por no haber entregado los deberes.

7.- La adaptación horaria es muy importante, por lo que días antes, se debería intentar acostar antes al niño y levantarle algo antes, para que su reloj biológico se acostumbre poco a poco al nuevo horario.

8.- El niño debe saber y si es posible, haber practicado, las nuevas rutinas que va a realizar en el colegio, como llevar puesta varias horas la mascarilla, el lavarse las manos cada poco tiempo, el saber guardar las distancias de seguridad y sobre todo el hacer caso al profesor sobre las medidas de seguridad.

9.- Organizar a las APA,s. o AMPA,s. para que faciliten, si fuera posible, la búsqueda de personal de confianza, por si algún niño no puede ir al colegio algún día por tener temperatura alta. Así los padres tendrían la posibilidad de llamar por teléfono a su APA/AMPA y que le proporcionasen personas de contacto para que se quedasen ese día con el niño y los padres pudiesen ir a trabajar. Prestar especial atención a las normas y los protocolos que haya publicado el colegio para que la vuelta sea lo más ordenada posible.

10.- Tener confianza en que, en breve, la ciencia obtendrá una vacuna para que volvamos a la ansiada normalidad en la que los padres sólo nos preocupábamos de los libros, los uniformes, las actividades extraescolares, el transporte o la comida de nuestros hijos.

  • Palabras clave
  • Ansiedad
  • colegio
  • alumnos
  • protocolos
  • seguridad