Imagen demo
Sala de prensa

Noticia

Noticias

Tres alumnos, entre los cien primeros puestos del MIR

19/05/2022

Tres alumnos de la Facultad de Medicina han obtenido una plaza entre los 100 primeros puestos del examen a Médico Interno Residente (MIR) convocado por el Ministerio de Sanidad. Una convocatoria que ha ofertado 8.188 plazas y a la que se han presentado más de 13.000 aspirantes. Los tres estudiantes, compañeros de clase, se conocieron durante sus estudios de Medicina en la Universidad y han visto recompensado su esfuerzo tras varios años de estudio y esfuerzo incesante.

Raquel Cavastany ha conseguido el número 58 del examen para obtener plaza de dermatóloga en el Hospital 12 de octubre en Madrid. Una especialidad que, como ella misma ha relatado, “tras asistir a diferentes charlas, vi que era una especialidad muy variada, resolutiva y agradecida para el paciente. Es bonita y completa, porque muchas enfermedades sistémicas se expresan en la piel. Además, al ser una especialidad médico-quirúrgica me permite operar, que también me interesa”.

Cavastany, que ha crecido con referentes del ámbito de la salud porque su abuelo y madre son médicos, ha explicado que el camino de preparación de este examen ha sido una etapa dura porque exige mucha dedicación, aunque creo que se puede disfrutar también, como todo, tiene sus partes buenas”. Además, la alumni ha recordado que durante sus estudios universitarios “tuvimos profesores muy buenos que hicieron que, en asignaturas claves para el MIR como Enfermedades Infecciosas o Cardiología, fuéramos con una buena base. Por otra parte, se nos transmitió interés por aprender, dedicación al paciente y amor a la medicina, que es lo que a mí me motivaba a estudiar”.

La madrileña, que cursó el bachillerato de excelencia, ha reconocido que “la medicina me llena mucho” y que en unos años se ve “trabajando en un hospital, tratando a mis pacientes y aprendiendo de mis compañeros. También me gustaría investigar y siempre me ha gustado la docencia”.

El puesto 76 ha permitido a Alberto López de Coca escoger la especialidad de Medicina Interna en el Hospital Universitario La Paz“principalmente por el abordaje integral y la visión global del paciente. Creo que es una especialidad de gran importancia, especialmente en la época actual, de grandes avances en el ámbito sanitario y de la medicina altamente especializada”. El alumni recuerda que decidió estudiar Medicina porque considera que es “una profesión que integra muy bien la vocación científica con el trato humano, con el objetivo de ayudar a las personas en momentos complicados de su vida”.

López de Coca, que recibió el Premio Extraordinario de Fin de Grado, ha expuesto que este tiempo de preparación ha sido “bastante duro debido al trabajo diario que implica y a la gran cantidad de tiempo dedicado durante tantos meses, con el fin de conseguir entrar en la especialidad que quería. En mi opinión, además de ser la preparación de un examen, es la fase final de un largo y complicado recorrido formativo que comenzó el primer año del Grado o incluso antes” y que en un futuro espera ejercer como adjunto de esta especialidad, “aunque también tengo mucha vocación docente y me gustaría compaginar todo ello con la participación en proyectos de investigación, si es posible”.

Por su parte, Javier García, número 86 del MIR, se ha decantado por la especialidad de Oftalmología en el Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid. Una rama que considera “la mezcla perfecta: una especialidad quirúrgica y médica. El oftalmólogo es el único médico que se encarga del ojo, trabajando de manera muy autónoma con respecto a otras especialidades, con un campo bien definido. A parte, añadiría como puntos fuertes que es resolutiva y que aporta una gran calidad de vida al paciente”.

García ha confesado que el secreto de su preparación ha sido “priorizar todo el tiempo libre en planes que me hicieran desconectar y reconectar al día siguiente, intentando mantener una vida lo más normal posible y seguir disfrutando al máximo. Es verdad que, a veces, cuesta hacer cosas después de estudiar durante todo el día, pero al día siguiente es lo que más fuerza te da para seguir”. Y ha recordado que su vocación por la medicina “fue algo que salió de mí, cuando estaba en Bachillerato, y estoy seguro de que no me equivoqué”.

Palabras clave Alumni MIR Medicina Ministerio de Sanidad