Noticias

Teófilo González Vila profundiza en la relación entre verdad y democracia
03/04/2017
IMG03042017121638973
Teófilo González Vila, exinspector de Educación y autor del libro, ‘Verdad, diálogo y tolerancia. Las bases de la convivencia pacífica en una sociedad pluralista democrática’ ha participado en la última sesión del Aula Política del Instituto CEU de Estudios de la Democracia, del que es miembro. 
 
 
En su intervención ha reflexionado sobre la relación entre verdad y democracia. Para González Vila todo sistema político se funda en alguna verdad, incluso el más totalitario y tiránico pone la verdad en la voluntad arbitraria del poder. Sin embargo, según la mentalidad posmoderna, instalada ya en la posverdad, no podría invocarse verdad alguna. La democracia solo sería posible si renuncia a toda pretensión de verdad. Ahora bien, resultaría así que el relativismo, invocado como condición de posibilidad de la democracia, no haría, paradójicamente, sino mantener abierta la puerta a nuevos totalitarismos. 
 
 
En este sentido, ha subrayado que la democracia no puede reducirse a un sistema procedimental, la democracia auténtica o sustantiva es el sistema político que no sólo permite decidir quiénes gobiernan sino que garantiza el respeto a la dignidad de toda persona humana y le asegura a cada una el ejercicio efectivo de sus inherentes derechos y libertades. La verdad fundamental a la que responde el establecimiento de una democracia auténtica es esta: la verdad de la absoluta igual dignidad de toda persona humana. La aceptación generalizada de tal verdad ?la igual dignidad sustancial de todas las personas? constituye el consenso doctrinal básico preconstitucional sin el cual no es posible constituir una democracia auténtica o sustantiva. 
 
 
Por tanto, en una democracia auténtica es necesario afirmar, frente al relativismo absoluto, la posibilidad y la exigencia de la búsqueda de la verdad. Lejos de cualquier imposición, es necesario un diálogo comunitario permanente, que nos lleve a converger en las verdades básicas comunes donde podamos asentar día a día la convivencia democrática. En definitiva, es necesario adoptar una actitud de permanente tolerancia horizontal, interciudadana, que nos permita abrirnos al diálogo y a compartir todo aquello que nos une a los demás. 
 

  • Palabras clave
  • Aula Política
  • Instituto CEU de Estudios de la Democracia
  • Teófilo González Vila